N. Señora de la Asunción

 


La expansión demográfica de Puertollano en el SXVI, favorecida por la extraordinaria pujanza de su industria de paños, motivó que la antigua iglesia parroquial de Santa María la Mayor se revelara insuficiente parta satisfacer las crecientes necesidades espirituales de una sociedad que a mediados del siglo sumaba 5.000 habitantes, cifra muy elevada para le momento. Las obras comenzarán con la erección de una  nueva capilla a principios de la centuria y durante la segunda mitad, se continuará con la apertura de nuevas puertas, la conversión de las tras naves en una sola, ampliación de la sacristía, la elevación de la torre, y la construcción de un coro alto a los pies de la nave.

            La crisis económica que comienza a finales del SXVI produce una drástica reducción de fondos para las obras y ello determinará el hundimiento producido en 1627 a causa de graves problemas estructurales que padecía el edificio por el excesivo peso de las bóvedas. Comienza entonces un nuevo periodo de obras, marcado por una continua penuria que obligará a dilatarlas a lo largo del S-XVII. A su fin, pequeñas labores de mantenimiento logran introducir casi incólume el templo en la modernidad.

            En 1838, un incendio provocado por los carlistas mandados por Basilio García para vencer a las tropas isabelinas atrincheradas en el templo, será el causante de un nuevo desplome de las bóvedas. La vida parroquial ha de trasladarse a la iglesia del recién desamortizado convento franciscano de San Pedro de Alcántara hasta 1865, mientras la Asunción es sometida a una amplia remodelación.

             En el SXX, tras los destrozos sufridos en la persecución religiosa acontecida durantela Guerra Civil, hubo de ser reconstruido de nuevo por completo su ornamentación interior entre 1939-1941. Pequeñas obras se harían luego entre 1960-1970.

            El 25 de febrero de 1983 es publicado en el BOE el expediente incoado por la Dirección General de Bellas Artes para declarar en templo de la Asunción como Monumento Histórico Nacional. El 9 de enero de 1984, la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, acordaba proponer que fuera declarada Monumento Provincial. Asumidas las competencias por la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha, el 21 de abril de 1989 se abre el período de información pública, delimitando el objeto de declaración y el área de protección. Culminada la tramitación del expediente, el decreto 94/1993 del 27 de julio declaraba Bien de Interés Cultural, con categoría de Monumento, al templo parroquial Ntra. Sra. de la Asunción de Puertollano.

  Restauración 1990-1994
            La restauración fue completa. En el exterior: cambio de la cubierta de madera, que estaba ruinosa, por otra metálica, con zuncho perimetral ... reparación de contrafuertes, paramentos ... por columnas, zócalo perimetral, arcos que dan acceso a capillas y adosados a las paredes (de nueva factura en Virgen del Carmen y acceso a la del Santísimo), recuperación de capilla del Cristo de las Maravillas, rebaje de bóveda en capilla del Santísimo, recuperación de la piedra del ábside, solado, pintura, instalaciones de calefacción y electricidad, apliques forja, banco, confesionarios; imagen, megafonía, vidrieras, etc.

            El día 24 de Abril de 1994, fue abierto de nuevo al culto con la concelebración de la
Eucaristía, presidida por el Sr. Obispo de la Diócesis Excmo. Sr. D. Rafael Torija de la Fuente, concelebrada por más de treinta sacerdotes, en la que se bendice la nueva imagen del Cristo de la Expiración (que preside el ábside) y la nueva Pila Bautismal, también se consagró el nuevo altar (una pieza única de piedra de salamanca).

            Las obras fueron dirigidas por el arquitecto José Carlos Menasalvas Serrano y el arquitecto técnico Emilio Caminero Minguito, ambos de Puertollano. Las empresas que ejecutaron las obras fueron TEXSA, para la fase exterior y Rafael Gómez Galdón para la fase interior. Las obras durarón tres años y medio. La última celebración antes de las mismas, fue el día 12 de Octubre de 1990, festividad de la Virgen del Pilar. Y la primera celebración después de la restauración fue el 24 de abril de 1994, festividad del Buen Pastor.
            El coste de las obras fueron 103 millones de pesetas costeados por la Consejería de Cultura, la Parroquia y el pueblo de Puertollano.

Memoria artistica
            La Iglesia de Ntra. de la Asunción comienza a edificarse durante los primeros años delSiglo XVI, sobre el terreno que ocupaba la antigua Iglesia, ya en ruinas e insuficiente para cubrir las necesidades de la población.

            Pertenecía a la Orden de Calatrava, siendo el Rector y cura de la  Iglesia de dicho hábito.Se sitúa en la parte más alta del casco histórico urbano de la población y presenta un inconfundible aspecto de fortaleza pudiéndose considerar como uno de los edificios religiosos mayores del Campo de Calatrava. Según la documentación existente, no hay autor reconocido de la construcción de la Iglesia.

            El estilo de la Iglesia es Gótico decadente en el interior de la Iglesia (hoy bastante desvirtuado debido a las reconstrucciones que ha sufrido la Iglesia a lo largo de los siglos), en el exterior es renacentista, incluyendo las dos portadas artísticas que tiene de acceso. En la parte este de la fachada exterior se encuentra perfectamente conservado el escudo de los Austrias.

            La Iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción, se incluye entre las pertenencias a la Encomienda de Puertollano, lo que ha permitido el conocimiento de referencias respecto a la misma a través de legajos que referentes a la encomienda de Puertollano se conservan en el Archivo Histórico Nacional. Los datos sobre su construcción y obras realizadas a través de siglos, que fueron recogidos en los Libros de Fabrica se perdieron probablemente en la Guerra Civil Española.

            Aunque sus muros maestros, puertas y torre no han variado a lo largo de la historia, si se han producido modificaciones tanto en interiores como exteriores. Estas modificacionesdebieron partir a raíz del incendio de la torre sufrido el 4 de marzo de 1838 por las tropas carlistas y posterior suceso el 21 de Mayo del mismo año del hundimiento de las bóvedas. Hasta entonces no se conocen reformas sensibles en la Iglesia. Todo ello llevo a una profunda restauración que duró más de veinte años. La persecución religiosa durante la Guerra Civil española en el 1936 supuso un nuevo incendio que afectó al interior del edificio con la destrucción de imágenes, capilla y altares. Por último las nuevas orientaciones eclesiásticas han modificado últimamente el aspecto interior durante la restauración de 1990-1994.

            La Iglesia es de planta rectangular de una sola nave con luces interiores de 50m, por 12,50m y doce contrafuertes distribuidos en su contorno (los contrafuertes de las fachadas Sur y este hubieron de ser reforzados en el siglo XVII ante el peligro de hundimiento, véase reflejado en el plano de planta). Con posterioridad se adosaron tres capillas y la torre-campanario. El eje principal de la Iglesia está orientado Este (altar) Oeste (coro). Consta de cuatro tramos con bóvedas de arista desiguales entre ellas con arcos que comienzan en la parte del coro apuntados y terminan prácticamente de medio punto en el altar (probablemente del siglo XIX) y un ábside. Cada tramo de la nave lleva dos columnas adosadas de tipo renacentista sobre la que descansa los nervios de las bóvedas. Los muros tienen un espesor de 1m a 1,5m y son de mampostería de cal y piedra y sus esquinas de piedra de sillar.

            La estructura de la cubierta está constituida por cerchas de madera (par, tirante intermedio y tirante), apoyado sobre durmiente que descansan sobre los muros principales, correas de madera, entablamento de madera y como cubrición teja curva, dejando sin misión resistente a las bóvedas.

            La Iglesia tiene tres puertas de entrada. La entrada sur, (puerta del sol) que en un primer momento fue la entrada principal a la Iglesia, a través de una escalinata de doce peldaños. Tiene un arco de piedra labrada con fachada de un retablo de dos cuerpos que la forma la misma piedra labrada, con diferentes figuras de realce en el primero y en el segundo hay una hornacina sin efigie alguna y tiene por coronación la del Padre Eterno. Esta portada es de 1574 según refleja una inscripción en la misma. Su estilo es renacentista. Esta puerta quedo cerrada al público en 1662 y se ha abierto de nuevo en esta última restauración, urbanizando su entorno y dotándola de espaciosa escalinata de acceso.

            La puerta norte data de 1562, es también de estilo renacentista, de piedra labrada con un par de columnas en los extremos de la portada, entre las que hay dos hornacinas que debían tener escultura. En la parte superior sobresalen dos esculturas de bulto redondo que representan la fe y la fortaleza.

            La tercera puerta, situada en poniente, es un arco de piedra labrada de medio punto, sin portada. En este mismo muro, en la parte superior había un óculo de pequeñas dimensiones. Esta puerta y el  óculo quedaron cerrados en la última reconstrucción de 1941 y se abrió un ventanal ojival, que consta de dos ventanas también ojivales y remata un óculo de mayores dimensiones que el anterior.

Articulo enviado por: David Nuñez Canales
Spanish Afrikaans Arabic Catalan Chinese (Traditional) Dutch English French Galician German Italian Japanese Portuguese Russian
Copyright ©2017 viajespuertollano.es - Design by Top 10 Binary Options
f t g m

Subcribete

Términos y Condiciones

PayPal

Esta web esta hecha sin animo de lucro por mi parte. Pero si quieres hacer un donativo para su mantenimiento lo puedes hacer mediante PayPal.

Creditos

 
Copyright 2014 Copyright - Todos los derechos reservados
 
Logo de GCR
www.gcrmasterweb.es   German Canales Redondo